Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Ureña

Ayuntamiento de Fuente de Piedra

Ureña

Procedencia de “La Ureña”

Como era común de la época de la nuestros abuelos, los Días 1 y 2 (Todos Los Santos y Fieles Difuntos) eran días religiosos y de recogimiento más que festivos. Para recordar a nuestros difuntos, tanto el sacerdote como los monaguillos se turnaban en el campanario para repicar durante toda esa jornada. Teniendo en cuenta la pobreza de aquella época y contando con que tenían que llevarse algo a la boca mientras estaban en ese menester, los monaguillos salían el día de antes (31 de Octubre) a pedir de casa en casa justificando su labor, la que nombraron Pedir “La Ureña”. De ahí la pregunta: “¿Me da usted La Ureña?” La respuesta de los más reservados a la hora de ofrecer era… “Coge un Borriquillo y ve por leña” (Con lo que querían decir que buscasen otro oficio para obtener un sustento). De ahí surgió tanto la tradición como el diálogo.